¿Los accesos a los negocios son accesibles para todas las personas?

¿Los accesos a los negocios son accesibles para todas las personas?
Compartir en RRSS

En ANBO nos sentimos comprometidos con las necesidades sociales y el desarrollo sostenible del medio ambiente.

En los últimos años las ciudades han evolucionado para convertir cada rincón de sus calles en lugares seguros y accesibles para cualquier persona. Hace cuestión de 15 años empezó la renovación urbanística para mejorar los accesos de los pasos de peatones tanto para personas con visibilidad reducida como para personas en sillas de ruedas. Esta tendencia fue a la alza generando así un efecto dominó que ha permitido convertir a la mayoría de las ciudades y pueblos españoles en uno de los sitios más adaptados, ya sea por la modificación de las aceras como la adaptabilidad del transporte urbano.

Como consecuencia de este hecho, muchas empresas decidieron apostar por modificar las infraestructuras de sus sitios para adaptarlos a las personas con movilidad reducida. Hoy día resulta extraño ver tiendas sin accesos para minusválidos. Al fin y al cabo, cuando se limita un acceso también se está perdiendo un cliente.

Es por este motivo, que desde ANBO nos hemos involucrado al máximo para concienciar al pequeño comercio local de la importancia de tener unos accesos que permitan la entrada a cualquier persona.  Además, desde nuestras oficinas ofrecemos un servicio para remodelar y eliminar las barreras arquitectónicas que dificultan el acceso a personas con sillas de ruedas, gente mayor con andadores o carritos de bebés, entre otros. Nuestra prioridad es garantizar el acceso de cualquier cliente y de este modo aumentar las visitas a tu local.

Sabemos que cada vez las personas están más concienciadas, pero aún queda un largo camino por recorrer para eliminar los obstáculos que dificultan los accesos a las personas. En ANBO seguiremos concienciando a los comercios de la importancia de tener accesos seguros y accesibles. Este debe de ser un objetivo común para la sociedad española.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *